Retenedores en Ortodoncia

     Los retenedores dentales forman parte de los tratamientos de ortodoncia y son un paso esencial para mantener los resultados conseguidos en la sonrisa. Aunque creas que la ortodoncia finaliza cuando retiramos los bracktes, lo cierto es que en ese momento comienza la fase de retención.

 

Agenda una Evaluación

 Retenedores fijos

     Los retenedores fijos consisten en unas finas barras de alambre que se colocan de canino a canino, tanto en la arcada superior como en la inferior. Estas barras se adhieren a la cara interna de los dientes y no causan ninguna molestia. 

Retenedores Esteticos

Son unas férulas transparentes, muy similares a las de la ortodoncia invisible, que son de quita y pon. Al igual que en el caso de los fijos, los removibles se usan en las dos arcadas: superior e inferior.

Retenedores de Hawley

     Es un aparato removible que se coloca en la arcada superior e inferior cuenta con un arco metalico exterior y un paladar realizado con un material acrílico. Su objetivo es garantizar los resultados de la ortodoncia.

Contención Fija

$45.000

(Precio es por cada arcada.)


 

Se realiza en una sola sesión.

Sin dolor .

 


 

“Lo Quiero”

Contención Estetica

$60.000

(Precio es por cada arcada.)


 

Se entrega en 2 dias.

Estuche portatil

 


 

“Lo Quiero”

Contención Hawley

$70.000

(Precio es por cada arcada.)


 

Se entrega en 4 dias.(habiles)

Estuche portatil.

 


 

“Lo Quiero”

¿Cuánto tiempo se debe usar la retención?

     Aconsejamos a nuestros pacientes utilizar los retenedores de manera permanente para evitar movimientos indeseados. Sin embargo, tal y como ya hemos avanzado, esto no supondrá ningún inconveniente para que desarrolles una vida normal, mucho más cómoda que cuando llevabas ortodoncia.

     En lo que respecta a los retenedores dentales fijos, la barra de alambre es tan fina que no se nota, es invisible a los ojos de los demás, no incomoda a la lengua y no interfiere en el habla. En el caso de los retenedores estéticos y hawley, el tiempo de uso va disminuyendo a medida que pasan los meses. Es decir, al principio los llevarás todo el día (excepto para comer y cepillarte los dientes) y a medida que los tejidos periodontales se vayan asentando, reduciremos el tiempo pautado para que te los pongas únicamente por la noche.